• Inicio
  • 15 datos para entender a Antioquia

15 datos para entender a Antioquia

En estas tierras se han producido obras materiales e inmateriales invaluables que representan su espíritu y cultura. Aquí, algunas de ellas.

Por Semana Historia


Fotografía: Catedral Basílica Metropolitana de la Inmaculada Concepción de María, dominio público Wikipedia

‘Horizontes’

‘Horizontes’

Francisco Antonio Cano

Esta pintura simboliza y rinde homenaje a las miles de familias antioqueñas que se desplazaron a finales del siglo XIX y comienzos del XX hacia el suroeste y sur del departamento, en busca de tierras, de nuevas fronteras para encontrar un mejor futuro. Allí está representada la familia campesina: pujante, trabajadora, que hizo parte de lo que también se conoce como colonización antioqueña, la migración de personas oriundas de estas tierras a diferentes regiones del país. Más de un siglo después de pintado por Cano, Horizontes es hoy un símbolo de quienes tuvieron que abandonar sus tierras por la Violencia y sus guerras subsiguientes, para salvaguardar su integridad física o para buscar alternativas frente a la pobreza y la falta de oportunidades. Una imagen de la gran capacidad de resiliencia que hay en este departamento.

Crédito: Francisco Antonio Cano, 1913 – Museo de Antioquia

‘No nacimos  pa' semilla’

‘No nacimos pa' semilla’

Alonso Salazar

Esta investigación de Alonso Salazar, publicada por primera vez en 1990, es fundamental para entender los procesos de violencia urbana en Colombia sin morbo, apologías ni fórmulas ingenuas que muestren a los sicarios como monstruo o víctima. El libro permitió acercarse al fenómeno de los niños y jóvenes convertidos en profesionales de la muerte, desde la mirada de familiares, amigos y vecinos. No nacimos pa’ semilla es todo un cuestionamiento a la sociedad colombiana y antioqueña.

‘Viaje a pie’

‘Viaje a pie’

Fernando González

Este escritor, filósofo y abogado antioqueño recoge en este libro, publicado inicialmente en Francia, las memorias y reflexiones del viaje que hizo entre Envigado y Buenaventura entre diciembre de 1928 y enero de 1929, junto con su amigo Benjamín Correa. En ese recorrido, entre el paisaje andino paisa, el Valle del Cauca y el Pacífico, los paisajes, pueblos y habitantes no solo son narrados por González como un cuaderno de viaje, sino que le permiten hacer serias reflexiones sobre lo que el autor considera la historia y cultura antioqueña, su papel en Colombia, además de dar sus opiniones y críticas sobre el país.

Crédito: Archivo Semana

‘La procesión’

‘La procesión’

Débora Arango

En la pintura se ve a una mujer que entra en el espacio sacro ocupado por los altos jerarcas de la Iglesia, en la procesión del Corpus Christi, para besar el anillo del obispo. Las miradas de juicio están sobre ella, que viste de color rosa, sin guardar el protocolo y que dista mucho de las otras mujeres. Así es la obra expresionista de Arango: de ruptura, que pone el dedo en la llaga de las tradiciones pacatas antioqueñas que tenían un rótulo para las mujeres, quienes se veían arrinconadas en sus vidas conservadoras.

Crédito: Débora Arango, 1944 – Museo de Antioquia

Puente de Occidente

Puente de Occidente

José María Villa

Construido entre 1887 y 1895, este puente colgante de 291 metros de longitud fue uno de los más largos de América Latina. Diseñado y construido por el mítico ingeniero José María Vila, es el símbolo del desarrollo y la modernización de Antioquia y del país, de la mano del café, así como del empuje e ingenio paisas. Esta obra, declarada monumento nacional en 1978, es ejemplo del conocimiento técnico y científico de Vila, quien había estudiado en New Jersey y había trabajado en la construcción del puente de Brooklyn.

Crédito: Daniel Bustamante / Periódico El Mundo

‘Geografía general  y compendio histórico del estado de Antioquia en Colombia’

‘Geografía general y compendio histórico del estado de Antioquia en Colombia’

Manuel Uribe Ángel

Esta fue, tal vez, la primera recopilación de datos geográficos e históricos de Antioquia. Contiene también información importante sobre geología, hidrografía y arqueología. Como bien lo advirtió Uribe Ángel en su libro, “he tratado de reunir todo lo que alude a la historia de nuestra conquista. Al dedicar este libro a la juventud colombiana, me he propuesto dos cosas: primera, hacer la manifestación última de mi constante amor a esa parte distinguida de nuestra nación; y segunda, abrir una puerta para nuevos estudios que considero provechosos al porvenir de mi patria”.

‘La marquesa  de Yolombó’ (1928)

‘La marquesa de Yolombó’ (1928)

Tomás Carrasquilla

Esta no solo es la obra más importante de este famoso escritor costumbrista, sino una de las más destacadas de la literatura antioqueña y colombiana. En ella se muestra la sociedad del periodo colonial antioqueño –machista, minera y segregada socialmente– a través de los ojos de una mujer pionera y liberal para su tiempo: Bárbara Caballero, quien al final logra el título de marquesa, no solo por la riqueza que obtiene trabajando en la mina de su padre o abolengos, sino por su dedicación, humildad y generosidad para con todos, sin importar raza o condición social.

Crédito: Archivo particular

‘Bajo el cielo antioqueño’

‘Bajo el cielo antioqueño’

Arturo Acevedo

Esta película muda, pionera del cine colombiano, puede considerarse como una superproducción lograda por su mentor económico y actor principal, el acaudalado Gonzalo Mejía, quien empleó como actores de reparto a la alta sociedad del Medellín de 1925. Se realizó bajo la dirección de Arturo Acevedo Vallarino y la fotografía de Gonzalo Acevedo Bernal. En esta historia, Lina, hija de una familia acaudalada, se enamora de Álvaro, quien había dilapidado su fortuna en el juego; juntos deciden huir, lo que desata una trama romántica, a veces trágica, con un final feliz casi de telenovela moderna. Hoy, esta obra es casi un documental de una sociedad que hacía tránsito a la modernidad, orgullosa de lo que ha construido y tiene.

Crédito: B. P. P. de Medellín

Catedral Basílica Metropolitana  de la Inmaculada Concepción de María

Catedral Basílica Metropolitana de la Inmaculada Concepción de María

Charles Émile Carré

Ubicada en el parque de Bolívar, en el centro de Medellín, es el principal templo de la Arquidiócesis de Medellín y es considerado el más grande del mundo construido con ladrillo cocido. La catedral fue diseñada por el arquitecto francés Charles Émile Carré con un estilo neorrománico; las obras comenzaron el 19 de enero de 1890 y se inauguró finalmente el 11 de agosto de 1931. En 1948 el papa Pío XII le concedió el título litúrgico de basílica menor.

Crédito: Dominio público Wikipedia

‘El testamento del paisa’

‘El testamento del paisa’

Agustín Jaramillo Londoño

El autor legendario de este libro costumbrista nació en 1923 en Medellín y falleció en 2010. Fue reconocido por su gracia y buen humor, por sus relatos amenos, también por su talento como publicista y porque le dedicó su vida a la exploración del folclor antioqueño. Rescató los mitos y leyendas orales de este departamento y fundó el primer Museo Nacional del Folclor; además, fue profesor universitario. Narró obras como Cuentos del tío conejo, El burro bohemio, Antología del humor colombiano, Cosecha de cuentos del folclor de Antioquia, El folclor secreto del pícaro paisa, todos estos recuperados de la tradición oral luego de un cuidadoso trabajo de investigación.

Crédito: Julián Cardona

‘País paisa’

‘País paisa’

El Águila Descalza (1986)

Este dúo de teatro, compuesto por Carlos Mario Aguirre y Cristina Toro, ha montado más de 40 obras, muchas de su autoría, en las que han buscado retratar la cultura y la historia antioqueña. La más conocida, País paisa, es como ellos la definen, una excursión al cuarto de san Alejo, una obra tejida como una colcha de retazos que empieza en los tiempos de upa y llega hasta la actualidad… Es una obra para reír hasta el llanto, rezar, cantar y recordar la infancia de los abuelos y la propia. A vuelo de águila, el público recorre, entre negocios y confesiones, velorios, peleas y canciones, este universo inagotable, este país contrastado, este ‘País paisa’’.

Crédito: Juan Carlos Sierra

‘Rosario Tijeras’

‘Rosario Tijeras’

Jorge Franco

Esta novela, que fue llevada al cine en la década pasada, aborda la vida del Medellín de finales de los años ochenta y la forma como el ámbito delincuencial creado por el narcotráfico terminó permeándolo todo con sus valores emergentes. En un violento mundo, dominado por hombres, la hermosa Rosario logra surgir en los barrios marginales de Medellín como sicaria. Ella termina en medio de una compleja relación amorosa con dos jóvenes de la alta sociedad paisa. En esta confrontación de dos mundos se ponen en evidencia los prejuicios, pero también las realidades de una o varias generaciones que tuvieron que vivir en uno de los momentos más complejos de la historia de Antioquia, y que aún perduran.

Crédito: Archivo Semana

Plaza Botero

Plaza Botero

Fernando Botero

Las grandes obras del pintor y escultor Fernando Botero se encuentran en este gran parque en el centro de Medellín, inaugurado en 2002. Allí hay 23 monumentales esculturas donadas por el maestro a la ciudad. En este espacio hay cinco bloques temáticos centrales: las partes del cuerpo como la mano, también llevada al lienzo; una cabeza humana y una mujer mutilada. Luego está la confrontación del hombre y la mujer, en referencia a las matronas antioqueñas. Los animales domésticos, en los que se evidencian las jerarquías con los amos. Y también hay figuras míticas como La esfinge o El rapto de Europa. La quinta parte se denomina Mujeres reclinadas, esculturas de mujeres en poses sensuales, quienes ocupan una gran parte de la obra de Botero.

Crédito: Luis Benavides

‘La casa de las dos palmas’

‘La casa de las dos palmas’

Manuel Mejía Vallejo

Esta novela, que también fue llevada a la televisión, narra el amor y las pasiones de sus personajes en su lucha por enfrentar su propio destino. Allí se describen las imágenes de la colonización del suroeste antioqueño, de un paisaje de montañas, valles y ríos paradisiacos. La casa de las dos palmas es un viaje al pasado para entender la forma de ser de los hombres y mujeres que forjaron estas tierras; la vida, sueños, odios y temores de quienes decidieron enfrentar la naturaleza para abrir sus fincas, caminos, fundar pueblos, buscar oro. También es la historia de hombres que fueron a la guerra para defender sus ideales.

Crédito: RCN

‘El desbarrancadero’

‘El desbarrancadero’

Fernando Vallejo

Si hay un escritor que ha tratado de escribir, explicar y hacer casi un psicoanálisis de la cultura antioqueña, es Vallejo. En esta novela –como en la mayoría de su obra– hace una radiografía profunda, hermosa, reflexiva, pero en especial dolorosa, de una etapa compleja de la historia de este departamento y del país. El desbarrancadero habla de la vida y del amor fraterno de dos hermanos, uno terminal y otro sin muchas razones para seguir adelante, que tratan de aferrarse a la vida y a los recuerdos de una Medellín y una Antioquia que dejaron de existir, de un pasado que fue borrado por la urbanización, el narcotráfico, la violencia… Vallejo es, tal vez, quien mejor ha logrado descifrar, con sus virtudes y errores, la cultura antioqueña.

Crédito: Natalia Botero Duque

Antioquia

Grupo Semana

Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.

COPYRIGHT © 2018 PUBLICACIONES SEMANA S.A.