• Inicio
  • El correo acerca al reino

El correo acerca al reino

En 1750 el virrey Pizarro creó la primera línea de correo entre Santafé, Cartagena y Quito. Un hecho que acercó las provincias e hizo fluir las noticias.

Por Editorial
Bicentenario


Fotografía: Conducción del correo. Ramón Torres Méndez. Ca. 1849. Colección Museo Nacional.


EL CORREO: Debido a las dificultades geográficas y el mal estado de los caminos, los neogranadinos dependían del correo para comunicarse. Correista de la Sabana de Bogotá. Acuarela de J.M. Groot.

Solo desde finales del siglo XVIII el correo empezó a funcionar en la Nueva Granada. Desde el 14 de mayo de 1514 la Corona española cedió a don Lorenzo Galíndez de Carvajal y a sus herederos El Correo Mayor de las Indias Descubiertas o Por Descubrir. Sin embargo, a finales del siglo XVIII son tan caóticas las comunicaciones en el Nuevo Reino de Granada que don José Pizarro, marqués de Villar y virrey de la Nueva Granada, decidió establecer líneas de correos entre Santafé, Cartagena y Quito por cuenta de la Real Hacienda.

Las cartas privadas viajaban de la mano de peones particulares o viajeros frecuentes, y el resto de despachos de carácter político o militar estaban a cargo de los chasquis, antigua mensajería de origen incaico, y de trajinantes, mercaderes que ofrecían productos a lo largo de todo el territorio.

Las cartas privadas solían abarcar reclamaciones relativas a cuestiones familiares o personales y tomaban con frecuencia la forma de memoriales, en los que los asuntos particulares se trataban como problemas de interés general, de modo que se convertían en competencia de las autoridades.

Los pocos indígenas que habían aprendido a escribir denunciaban quejas y reclamos –o solicitaban a blancos que les escribieran–, acerca de los excesos cometidos por los encomenderos sobre las injustas tasas de sus tributos o sobre el comportamiento deshonesto y abusivo de los curas.

La Corona española reglamentó entre 1762 y 1764 el correo marítimo desde España a las Indias Occidentales y los oficios de administradores, interventores, oficiales, carteros, mozos, guardias, postas y postillones. Puso en marcha, además, el uso de sellos con la marca ‘Indias’ o ‘España’ en todas las cartas que, dependiendo del lugar de recepción y envío, esto es, las Indias Occidentales o La Coruña en el Viejo Continente, eran enviadas con el fin de cobrar correctamente los impuestos.

(Haga clic para ampliar la imagen)

Popayan Letter 1772
Medellin Letter 1808
Medellin Letter 1807
  • Popayan Letter 1772
  • Medellin Letter 1808
  • Medellin Letter 1807
  • Popayan Letter 1772

    1772, April. Entire letter from past to Popayán showing a gorgeous strike in brown of the first type used, carried at single rate. Cert. Bortfeldt.

  • Medellin Letter 1808

    1808, June 19. Entire letter from San Bartolomé to Medellín, bearing superb Strikes of “SB” and “Franca” handstamps. Cert. Bortfeldt.

  • Medellin Letter 1807

    1807, May 13. Entire  letter from Cartagena to Medellín, rated “4” reales corresponding to a double weight up to ¾ ounce.

  • Popayan Letter 1772
  • Medellin Letter 1808
  • Medellin Letter 1807

NOTICIAS DEL IMPERIO

Con contadas excepciones, las gentes morían donde nacían. Había muy pocos desplazamientos de sus lugares de origen y algunos comerciantes y pocos funcionarios conocían más allá de sus parroquias. Es por ello que para el Estado español la organización del correo era un asunto muy importante.

LOS PORTES

Era frecuente sellar los sobres con las palabras ‘Franca’, cuando el remitente pagaba el porte, y ‘Debe’, cuando el destinatario pagaba el valor del envío, que era el caso más frecuente.

José Antonio de Pando, proveniente de México y nombrado por el marqués de Grimaldi en 1772 como administrador general de Correos, prohibió prestar el servicio de correos, so pena de multas, a personas no autorizadas como arrieros ordinarios, contrabandistas, mercaderes, peones, caminantes de a pie o a caballo, patronos o pilotos de canoas.

Entre otros nuevos reglamentos estaba el servicio de correo del occidente cada 15 días con la ruta Santafé-Cartagena-España o Popayán-Cartago-Anserma-Toro, y puntos intermedios, partiendo el día 4 de cada mes a medianoche, y con un pago a cada chasqui de medio real por legua y al dueño de mulas ocho reales cada uno.

Las tarifas del correo se basaban en el peso y en la distancia; se sellaba con la palabra ‘Debe’ si el pago se realizaba en el lugar de destino y con la palabra ‘Franca’ si el porte se cobraba desde el lugar de origen. El impulso que José Antonio de Pando y Riba dio a la correspondencia logró que en poco tiempo el servicio se extendiera a las poblaciones más importantes en el territorio de la Nueva Granada, aunque muchas de las misivas seguían perdiéndose en el camino y llegaban semanas más tarde de lo previsto.

Costo de envíos


Origen Destino Costo por carta Tarifa por onza
Popayán Quito 3 reales 4 reales
Santafé Quito 5 reales 6 reales
Cartagena Quito 6 reales 8 reales

Con la aparición del servicio del correo regular también nació otra forma de difusión de las noticias que afectaban al Virreinato y al Imperio. Los arrieros iban narrando sus propias versiones de los acontecimientos y las fondas se convirtieron en lugares de difusión y construcción de opinión pública, muchas veces contrarias a los intereses de la Corona. Sobre esa red de postal los periódicos construyeron las primeras redes culturales a partir de suscriptores que se encontraban en todo el reino. Este es el caso de El Papel Periódico de Santa Fe de Bogotá, que tenía abonados en ciudades tan distantes como Honda, Mompox, Cartagena y Panamá.

LAS PRIMERAS RUTAS

Para romper los graves problemas de comunicación en la Nueva Granada, entre 1750 y 1751 comenzaron a operar cuatro carreras de correos. Con itinerarios fijos, bien organizados y frecuencias quincenales o mensuales, las cartas y las noticias empezaron a llegar.

Carrera de Cartagena 1750

Santafé, Villeta, Guaduas, Honda, Nare, El Banco, Mompox, Tenerife, Barranca del Rey, Cartagena

Popayán – Quito 1750

Santafé, La Mesa, Tocaima, Purificación, Villa Vieja, Neiva, Gigante, La Plata, Popayán, Pasto, Túquerres, Tulcán, Ibarra, Otavalo, Quito

Santafé – Maracaibo 1751

Santafé, Ubaté, Tunja, Santa Rosa, Cerinza, Sátiva, Soatá, Tequia, Málaga, Chitagá, Pamplona, Villa del Rosario, Cúcuta, San Cristóbal, La Grita, Bailadores, Mérida, Gibraltar, Maracaibo

Carrera de Girón 1751

Santafé, Zipaquirá, Ubaté, Chiquinquirá, Villa de Leyva, Puente Real, Vélez, Guadalupe, Oiba, San Gil, Socorro, Piedecuesta, Girón

Correo Honda Bogota
Correo Bajo Magdalena
  • Correo Honda Bogota
  • Correo Bajo Magdalena
  • Correo Honda Bogota

    En el camino de Honda a Bogotá

  • Correo Bajo Magdalena

  • Correo Honda Bogota
  • Correo Bajo Magdalena

Cartagena, corona española, correo, nueva granada

Grupo Semana

Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.

COPYRIGHT © 2018 PUBLICACIONES SEMANA S.A.