La moda republicana

Los colombianos de todas las clases sociales se vieron influenciados por la moda del Viejo Continente.

Por Editorial
Bicentenario


En la década de 1860, mientras las damas de sociedad comentaban los trajes de la emperatriz Eugenia, mimada en París por su couturier Worth, la mayoría de las colombianas sufría el impacto de la guerra civil. Este hecho, sin embargo, no impidió que usaran prendas como la crinolina (estructura de aros que daba volumen a la falda), corsés que lograban cinturas de 50 centímetros y otros artículos impuestos por la moda francesa y el estilo victoriano. Hacia 1870, apareció el polisón, llamado ‘quitrín’, que desplazaba el volumen hacia la parte posterior de la falda.

  • Vestido de visita 1880

    Vestido de visita 1880

    Este traje de día, compuesto por chaqueta y falda de seda, se conserva en el Museo del Siglo XIX.

  • Atuendo masculino 1860

    Atuendo masculino 1860

    Caballero de la provincia del Socorro. Se puede apreciar la moda inglesa del ribete en los bordes del chaleco y el abrigo.   

  • Vestido de maternidad 1860

    Vestido de maternidad 1860

    Este traje de terciopelo y seda, uno de los pocos originales que se conservan en Colombia, es característico del estilo tapicero, rico en pasamanerías y bordados, que propuso en París el famoso modisto Worth.

  • Camisola y polisón 1870 - 1875

    Camisola y polisón 1870 - 1875

    Rematada con encajes, constituía la base del vestuario y, en general, se copiaba de figurines europeos.

  • Camisola y enaguas 1900

    Camisola y enaguas 1900

    Estas camisolas de algodón o lino con alforzas y encajes iban acompañadas por unos calzones hasta media pierna elaborados en el mismo material y a menudo decorados también con cintas y bordados.

    Una dama acomodada de la época debía cambiarse varias veces al día y conocer el lenguaje del abanico que servía para enviar y recibir señales románticas.
    En cuanto al traje del hombre (de influencia inglesa), las prendas más importantes fueron el frac, la levita, el chaleco y la chaqueta. El sombrero de copa fue dando paso al bombín, conocido por los bogotanos como ‘coco’.

    Por otro lado, estaban los trajes típicos usados por la población rural –que, dicho sea de paso, era la mayoría en Colombia– que variaban de una región a otra para acomodarse a la geografía y al clima, pero que también adoptó tendencias europeas.

    • Arriero Antioqueño

      Arriero Antioqueño

      Vestía pantalón de dril, franela de manga, peinilla, sombrero, el arriador y el carriel en el que llevaba el cabello de la novia, el  dinero, entre otros objetos preciados.

    • Sombrerera de Vélez

      Sombrerera de Vélez

      Usaban blusa de lino blanca muy escotada y adornada de golas bordadas; falda de lienzo hasta los tobillos y sombrero de paja. Eran las encargadas de tejer los sombreros para los emigrantes españoles.

    • Barequera

      Barequera

      Una de las formas de barequeo consistía en lavar las arenas auríferas de los ríos en bateas de madera; normalmente las mujeres se dedicaban a este oficio. Ellas vestían falda de coleta negra y blusa blanca con golas en el cuello.

    • Ñapanga de Pasto

      Ñapanga de Pasto

      Era la mujer mestiza de Pasto que se dedicaba a labores como bordado y modistería. Su traje era pesado y de telas gruesas para contrarrestar el frío.

    • Campesino del Huila

      Campesino del Huila

      Este campesino tradicional ha tenido como indumentaria pantalón de dril, camisa de tela de algodón, pañuelo raboegallo, cinturón ancho de cuero, sombrero alón de pindo, machete al cinto, pequeño poncho listado, abarcas de cuero.

    • Campesina de Cundinamarca

      Campesina de Cundinamarca

      Su traje era abrigado, provenía de la bayeta que se tejía en telares con lana de sus rebaños. Falda con bordados, enaguas con simbolismos de la mitología aborigen, blusa de tela blanca, cabeza cubierta con una mantilla negra, sombrero jipa de alas planas.

    • Chapolera

      Chapolera

      Las mujeres dedicadas a este oficio debían soportar las inclemencias del clima y los mosquitos; por lo tanto vestían con blusas de manga larga, delantal que protegía del deterioro producido por el canasto donde depositaban los granos y sombrero alón ancho.

      guerra civil, moda

      Grupo Semana

      Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.

      COPYRIGHT © 2018 PUBLICACIONES SEMANA S.A.