• Inicio
  • Para entender al Eje Cafetero

Para entender al Eje Cafetero

Caldas, Risaralda y Quindío tienen un tesoro en sus tradiciones y costumbres, que enaltecen al país. Aquí, una pequeña muestra. .

Por Semana Historia


Fotografía: Estación de Armenia. Foto Linber

Chorizo santarrosano

Chorizo santarrosano

Se dice que en el municipio de Santa Rosa de Cabal se preparan los mejores chorizos no solo del Eje Cafetero, sino de todo el país. Para su elaboración se utilizan las mejores carnes de cerdo, que son picadas a mano, para luego embutirlo; el curado se hace con sales y diferentes tipos de aliños, y después se deja secar. El resultado es un chorizo con sabor tradicional, preparado meticulosamente debido a que la receta se ha perfeccionado de generación en generación. Y lo mejor es acompañarlo con una buena arepa paisa.

Crédito: Juan Pablo Gutiérrez

El cable

El cable

Este frágil edificio de madera es Bien de Interés Cultural de la nación desde 1996 y referente arquitectónico de Caldas. De esta estación, conocida como La Camelia, se partía hacia Mariquita, en el que fue considerado el cable más largo del mundo, de 72 kilómetros. Este moderno sistema fue inaugurado el 22 de enero de 1922 y, tras cerca de 45 años de funcionamiento, fue apagado en 1967 por el auge del transporte terrestre. Allí funciona, desde hace más de 40 años, la Escuela de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Nacional de Colombia, sede Manizales.

Crédito: Archivo prensa- Unimedios

Paisaje Cultural Cafetero

Paisaje Cultural Cafetero

La Unesco inscribió en 2011, en la Lista de Patrimonio Mundial, al Paisaje Cultural Cafetero, conformado por 47 municipios y 411 veredas de Caldas, Quindío, Risaralda y Valle del Cauca, ubicadas en las ramificaciones central y occidental de la cordillera de los Andes. Esa distinción resalta la forma como los habitantes de estos sistemas montañosos se adaptaron a las condiciones geográficas para desarrollar la caficultura y conformar toda una herencia cultural. Sus tradiciones, sus festividades, su arquitectura y su música hacen parte de la identidad paisa.

Crédito: Víctor Galeano

Catedral de Manizales

Catedral de Manizales

La constructora italiana Papio Bonarda y Compañía empezó a construir la actual Basílica Metropolitana de Nuestra Señora del Rosario de Manizales el 5 de febrero de 1928. Terminada en 1939, la obra tiene rasgos de estilos neogóticos, neorrománicos y bizantinos, con 2.500 metros cuadrados de área, 106 metros de altura desde el piso hasta la cruz, más de 730 metros cuadrados de vitrales importados y un corredor desde donde se puede apreciar la panorámica de la ciudad en 360 grados.

Crédito: Postal – BPP

Carnaval de Riosucio

Carnaval de Riosucio

El municipio de Riosucio (Caldas) estaba dividido en dos comunidades altamente enfrentadas: Nuestra Señora de la Montaña y Real de Minas de Quiebralomo. Cada una tenía su propia iglesia y parque. Para acabar con esto, los sacerdotes José Ramón Bueno y José Bonifacio Bonafont invitaron a sus habitantes a unirse, so pena de que Satanás vendría a castigar a quien incumpliera esa decisión. Para celebrar, se hizo una fiesta para Reyes Magos y en 1915 se usó al diablo como imagen de este carnaval, que es patrimonio cultural, oral e inmaterial de Colombia.

Crédito: Simón Sánchez Sotomayor

Puente helicoidal

Puente helicoidal

Dentro de las obras de la autopista del Café, el puente helicoidal es un hito de la arquitectura vial del país y de Latinoamérica. Este tramo, que está entre Armenia y Manizales, tiene 3,5 kilómetros, de los cuales 125 metros son del túnel y 500 del puente. El resto del trayecto es una mezcla de carretera y viaductos de variados tipos y formas. Su diseño, similar a la espiral de un resorte, fue una solución para sortear la pendiente y la inestabilidad del terreno. Además, se usaron tecnologías de punta para evitar que el puente se viera afectado en eventos sísmicos.

Crédito: Archivo Semana

‘Bolívar desnudo’

‘Bolívar desnudo’

Aunque polémica en un principio por su gran tamaño y por la inversión que exigió, esta escultura del maestro Rodrigo Arenas Betancourt simboliza a Pereira. Erigida en la plaza de Bolívar en 1963, durante el centenario de la ciudad, la figura de cobre, fundida en México y traída por partes, pesa 14 toneladas. Como dijo el gran artista, allí está “desnudo el hombre, tal un cristo a caballo. Desnudo el caballo, desnudo el fuego –como en las manos de Prometeo–, desnudas las banderas. Nada más, nada menos que un Prometeo: el hombre volando con el fuego sobre la bestia y sobre las montañas en donde los hombres duermen y engendran. Ciegos que buscan la luz”.

Crédito: Juan Carlos Sierra

‘Risaralda’ (1935)

‘Risaralda’ (1935)

La novela más importante del escritor Bernardo Arias Trujillo, una de las más destacadas de la narrativa colombiana de comienzos del siglo XX, narra, entre ficción y realidad, la colonización del valle del Risaralda. Primero llegan los negros libres o fugados, quienes, después de fundar dos pueblos, ven también su mundo transformarse con el arribo de colonos antioqueños que todo lo cambian; en especial, Juan Manuel Vallejo, paisa amante de la aventura, el aguardiente, las mujeres, el vagabundeo y lo desconocido. Tal vez, una de las mejores obras para la complejidad de la colonización paisa.

 

Estación de Armenia

Estación de Armenia

Muchas de las obras del ferrocarril construido en el Eje Cafetero se consideran parte del patrimonio de esta región. Entre estas se destacan las de La Tebaida, Montenegro, Carmelitas, Quimbaya, Manizales o Pereira. La de Armenia, cuya construcción data de 1927, consolidó a esta ciudad como la más importante en trilla y despacho de café en el país. Actualmente, está siendo restaurada para instalar allí el Museo de los Ferrocarriles de Colombia.

Crédito: Foto Linber

arquitectura, cultura, gastronomía

Grupo Semana

Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.

COPYRIGHT © 2018-2019 PUBLICACIONES SEMANA S.A.