• Inicio
  • Para entender al Huila

Para entender al Huila

Arte precolombino al igual que artesanías, obras, comida y festivales forman parte del patrimonio de este departamento. Aquí, algunos de los más representativos.

Por Semana Historia

Fotografía: Colgante Fundición a la cera perdida 1 d.C. – 900 d.C. San Agustín (Colombia, Huila) Museo del Oro. Cortesía: Banco de la República

‘Tierra de promisión’

‘Tierra de promisión’

(1921)

En su primer libro, José Eustasio Rivera (1888-1928) expuso el encuentro del hombre con la naturaleza en los tres escenarios que se dan cita en el Huila: la selva, la montaña y el llano. Los 55 sonetos que componen Tierra de promisión se fijan en la realidad y captan a partir de ella lo trascendente, como la violencia del galopar de los potros, el vuelo de la garza y el espíritu.

Crédito: Archivo particular

‘La venturosa’

‘La venturosa’

(1947)

Esta novela de Ramón Manrique (1894-1965) se desarrolla en la finca La Venturosa, en donde se dan cita dos personajes que se preguntan por la suerte del mundo antiguo en la Colombia moderna. En esta charla surge la narración de algunos hechos de la guerra de los Mil Días, en los que es posible apreciar las tradiciones, ideas y espíritus del pasado. La misma guerra aparece como un capítulo del Apocalipsis.

Rajaleña

Rajaleña

Esta es una variante del bambuco, basada en la métrica de tres cuartos, aunque también la interpretan en seis octavos. Es música popular asociada con la faena campesina, ruda, pícara y jocosa, que cantan con coplas que riman por regla en el segundo y cuarto verso. Sus letras tratan asuntos de la gente trabajadora, que vive enamorando a las muchachas, burlándose de los compadres y satirizando los males que los aquejan.

Cortesía: La Nación

’Sanjuanero‘, joropo huilense

’Sanjuanero‘, joropo huilense

La otra variante principal del bambuco en el Huila es el sanjuanero. El maestro Anselmo Durán Plazas compuso la música del Sanjuanero Huilense en 1936, interpretado por primera vez, en tiple, por la señorita Sofía Gaitán Yanguas. La danza, que se originó en las verbenas familiares y posteriormente se desarrolló en los reinados populares, fue canonizada por la coreógrafa Inés García Durán, hacia 1960, con ocho pasos definidos. Rápidamente, se convirtió en el centro de la celebración de la fiesta de San Pedro y del Reinado Nacional del Bambuco.

Cortesía Proexport

Asado huilense

Asado huilense

La tradición del asado huilense pertenece a la idiosincrasia rural y es la vianda preferida del pueblo para celebrar sus fiestas patronales. Para San Pedro no puede faltar, sea preparado en el seno familiar o consumido en uno de los muchos hornos de barro que se encuentran por doquier en el departamento. El protagonista es el marrano, adobado con sal, pimienta, ajo, tomillo, orégano, laurel y pimentón; algunos agregan cerveza, pero esto es motivo de disputa… Al cerdo lo acompañan los insulsos (en todas sus variantes), la arepa y en ocasiones el plátano.

Crédito: Juan Pablo Gómez R.

Waldina Dávila de Ponce de León

Waldina Dávila de Ponce de León

Un deseo de emancipación inspira la obra de esta poeta, dramaturga y narradora huilense del siglo XIX. Publicó sus versos en  el libro Poesías de 1884, que alberga 33 de sus composiciones. También se conservan algunas de sus piezas teatrales, como Zuma (1892). Dávila representa el inicio de la literatura huilense en tanto es la primera autora opita en publicar sus obras, a pesar de la crítica ácida de algunos de sus conciudadanos.

Biblioteca Luis Ángel Arango

‘Atardecer en la quebrada de la Tatacoa’

‘Atardecer en la quebrada de la Tatacoa’

(óleo sobre tela)

Ricardo Borrero Álvarez (1874-1931) nació en Aipe, en el seno de una familia acomodada. Adelantó su formación artística en Bogotá. Su obra es academicista porque sigue con rigor las diferentes normas de maestros y escuelas a los que acude. No obstante, su talento tiene fuerza propia y se expresa con realismo en paisajes y temas de exteriores. Su Atardecer es uno de los mejores ejemplos del paisajismo academicista colombiano.

Crédito: Banco del la República

El cadáver

El cadáver

1975

La muerte de un compañero de armas en la lucha por la vida es la ocasión para reflexionar profundamente sobre una existencia difícil en la provincia. La tragedia de la obra es la quietud y la decadencia de los pueblos. Benhur Sánchez Suárez (Pitalito, 1946) es uno de los exponentes más importantes de la literatura en la región. Ha combinado su labor literaria con la pintura y con una incansable gestión cultural.

‘Alonso Quijano, el bueno’

‘Alonso Quijano, el bueno’

(1930)

El humanista huilense Julián Motta Salas provee, con audacia pero con mucha ciencia, una nueva jornada de aventuras de don Quijote y Sancho Panza, con ocasión de la invitación del Caballero del Verde Gabán para volver a verle. Esta correría literaria logra alcanzar reconocimiento del público y de críticos tan importantes como Baldomero Sanín Cano. Motta Salas encarnó el ideal humanista a través de su amor a las lenguas y su pasión literaria.

Crédito: Jean-Jacques Grandville, 1848

Chiva artesanal

Chiva artesanal

Hace 44 años Cecilia Vargas inventó una pieza de cerámica inspirada en su cariño por los buses de escalera o chivas que recorren los caminos rurales de Colombia. Ella es solo una representante de una familia de artistas en la que se destaca su madre, la señora Nora Triana, quien se hizo famosa, entre muchas obras, por su muñeca orquídea. Pero la chiva de Cecilia terminó por convertirse en un símbolo nacional, creado por primera vez con el barro de Pitalito, Huila, y adornado con los colores y frutos de la tierra que tienen las verdaderas.

Crédito: Juan Carlos Sierra

arte, artesanías, festival, gastronomía

Grupo Semana

Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.

COPYRIGHT © 2018-2019 PUBLICACIONES SEMANA S.A.