Para entender Arauca

Su música, costumbres y su paisaje de horizontes infinitos han formado durante siglos el carácter y el sentir llanero. Aquí, algunas de sus tradiciones y obras más importantes.

Por: Semana Historia


Fotografía: Monumento Parque de los Lanceros. Tame, Arauca. Juan Carlos Sierra

La leyenda de la Sayona

La leyenda de la Sayona

Los hombres infieles en los llanos tienen que andar con cuidado porque en las noches se pueden encontrar con una mujer atractiva, alta, de cabellos largos, que, después de seducirlos, los lleva al cementerio para comérselos o para darles un susto tremendo antes de dejarlos tirados en la vera del camino. Con la leyenda de la Sayona, la cultura llanera busca dar una lección moralizante contra el adulterio.

Crédito: Impresiones de un viaje a América 1870-1884 – Banco de la República

‘Breves apuntaciones sobre Arauca’

‘Breves apuntaciones sobre Arauca’

(1940)

Ernesto Camejo Troanes recopiló un conjunto de artículos publicados en la prensa local acerca de la historia y economía araucanas en las primeras décadas del siglo XX. En 2007, Fundeorinoquia presentó una nueva edición de este libro en su colección Arauca Vibrador, junto a otras obras clásicas como Idiomas y etnografía de la región oriental, de Pedro Fabo; Corridos y coplas de los Llanos Orientales, de Ricardo Sabio Labay, o Los jesuitas en los llanos, de Juan Rivero, entre otros.

 

‘El Gabán del  paso Arauca’

‘El Gabán del paso Arauca’

Jesús Amable Angarita Centella, (Centella) uno de los cantantes más conocidos de la nueva música del Arauca, narra en este tema las desventuras de Gabán, un hombre embustero, fanfarrón y cobarde, que vive en un llano actual, moderno y hasta urbano. Centella nació en Erica (Venezuela), pero muy pronto se hizo araucano. Desde su infancia se hizo poeta, a la par que se desempeñaba como becerrero y amansador de potros. Ha coleccionado premios en Colombia y Venezuela gracias a su talento. Tiene alrededor de 200 temas, entre los que se destacan éxitos como Mi potranca, Cimarroneando, La viuda del coleador, entre otros.

Crédito: Archivo particular

Fiestas de Santa Bárbara de Arauca

Fiestas de Santa Bárbara de Arauca

Todos los años, los habitantes de la capital del departamento celebran simultáneamente, el 4 de diciembre, la fundación de la ciudad y sus fiestas patronales. Como se sabe, ese mismo día, en 1780, el jesuita Juan Isidro Daboín fundó en la ribera del río la Villa de Santa Bárbara de Arauca, fecha en la que también se conmemora el martirio de la santa. Actualmente, también el Festival Araucano de la Frontera y el Reinado Internacional del Joropo y la Belleza Llanera.

Crédito: Paola Castaño

Coleo

Coleo

En medio de la extensa sabana se hallan miles de reses dispersas, que reúnen hombres montados a pelo sobre sus caballos. De repente, un toro altanero de media tonelada se agita encolerizado y amenaza con sembrar el caos en la manada. Al instante, uno de los vaqueros sale a todo galope, toma al toro por la cola y en plena carrera lo tumba para humillarlo y demostrarle quién manda. Con el tiempo, esta faena se convirtió en tradición en los llanos de Colombia y Venezuela, y en la actualidad es un deporte símbolo de los llanos de ambos países.

Crédito: Juan Pablo Gómez

‘Doña Bárbara’

‘Doña Bárbara’

(1929)

El escritor venezolano Rómulo Gallegos describió el enfrentamiento de la civilización moderna y la vida salvaje de los llanos por medio de la historia de dos viejos amantes: doña Bárbara y Santos Luzardo. Gallegos convierte a Luzardo en el héroe que lidera la regeneración del llano sumido en el atraso, pero hizo inmortal a doña Bárbara, símbolo de la fuerza de lo atávico, de la voluntad que busca y sacrifica todo por imponerse.

‘Corridos y coplas’

‘Corridos y coplas’

(1963)

Este libro, del misionero Ricardo Sabio Labay, ha servido de fuente de la mayoría de investigaciones sobre la cultura musical y oral de los llanos de Colombia y Venezuela. Para Sabio, la poesía y el canto del llano descienden de los romances castellanos, los corridos andaluces y los cantares de gesta de la Edad Media ibérica, adaptados y transformados en esta región.

Chinchorro de palma de cumare

Chinchorro de palma de cumare

Muchos grupos indígenas de la Orinoquia y la Amazonia emplean las fibras extraídas de los cogollos de la palma de cumare (Astrocaryum aculeatum y Astrocaryum chambira) para fabricar redes de pesca, canastos, cuerdas, chinchorros, sombreros y mochilas, entre muchos otros artículos. Para hacerlo, desprenden las fibras de los cogollos de la planta, las lavan varias veces –también las tiñen– y después proceden a torcerla para obtener el hilo con el que tejen estas piezas. La más apetecida es el chinchorro, gracias a la suave textura de esta fibra.

Crédito: ICANH

‘El ánima de santa Helena’

‘El ánima de santa Helena’

(1970)

Este poema, del libro Romances del llano de Héctor Paúl Vanegas, es uno de los más conocidos en Colombia gracias a la versión del mítico locutor Juan Harvey Caicedo. Narra la trágica muerte de una mujer en medio del enfrentamiento de dos llaneros, representación de la lucha que el hombre ha tenido que librar durante siglos por imponerse a la hostil naturaleza de la Orinoquia. Esa batalla ha marcado de forma negativa, hasta violenta si se quiere, el carácter de algunos llaneros.

Crédito: Archivo particular

Hayacas

Hayacas

La hayaca es uno de los platos con mayor presencia en las cocinas de la Orinoquia, en especial en las araucanas. Similar a un tamal, una masa de maíz cubre un guiso de varias carnes, que pueden provenir de la cacería o del corral. Después envuelven todo en hojas de bijao o de plátano para cocinarlo. El origen y nombre de la hayaca (hallaca en Venezuela) dan pie a una infinitud de controversias. El cronista fray Pedro Simón describió este plato en Recopilación historial, cuya receta cambia según las diferentes regiones.

Crédito: Cris Feliciano- Pexels

fiestas, gastronomía, leyendas, literatura, música

Grupo Semana

Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.

COPYRIGHT © 2018-2019 PUBLICACIONES SEMANA S.A.